Cerrado

Si aún recibes este mensaje en tu lector de RSS o has llegado aquí por casualidad, te informo de que este blog ha quedado ya cerrado definitivamente. Desde hace no mucho he mudado el Bloc de Oblongo Mirihi a mi propio dominio así que puedes cambiar tu RSS a este otro o simplemente visitar http://jorgesanz.net/blog/

¡Muchas gracias por visitar este humilde bloc!

Comentarios desactivados

Archivado bajo meta

Mudanza digital

Hace ya cuatro años que escribo en este blog, con el tiempo las necesidades van cambiando y llevaba ya una temporada queriendo darle un repaso a este blog. Hace ya bastante tiempo que tengo el dominio sobre el que pretendía por llamarlo de algún modo construir una marca personal. En un alarde de originalidad adquirí el dominio jorgesanz.net. Creo que es un tema que no se le suele dar suficiente importancia; yo me lo planteo como una acción a largo plazo, el tener un espacio en la red propio, bien controlado y que, aún sin grandes alardes de diseño, refleje mis aptitudes y capacidades. Con ese objetivo y con poco tiempo en una primera fase creé una especie de agregador en Drupal Gardens. Como primer paso no estaba mal pero ciertamente estaba sobredimensionado para lo que yo lo necesitaba y meterle mano al diseño es complicado para el tiempo que le podía dedicar.

Por otro lado hace ya un tiempo que vengo usando GitHub Pages, un mecanismo para publicar contenido estático en el estupendo hosting de código fuente GitHub. En ese espacio he venido colgando mis últimas presentaciones y ciertamente me ha ido de lujo. Así que aprovechando que GitHub permite de forma gratuita enlazar un repositorio con un dominio decidí descartar el espacio en DrupalGardens y montar una pequeña página que me permitiera por un lado colocar una sencilla descripción de quién soy, algunos links, cómo contactar conmigo y el espacio para colgar los enlaces a las diapos. A continuación y por probar un par de componentes técnicos creé una página que hace más o menos lo mismo que hacía en DrupalGardens: ofrecer en una única página mucho del contenido que voy generando en diferentes lugares en el día a día: fotos, enlaces, posts en blogs, etc. Y así generé la página de updates.

Y finalmente le llegó el turno al blog. Después de ver que me sentía cómodo con la forma de trabajo, que Jekyll, el motor que hay detrás de GitHub Pages, funciona muy bien y que hay bastante documentación en Internet sobre la tecnología, pues me decidí a migrar el Bloc de Oblongo Mirihi de su casa en wordpress.com a una nueva casa; más sencilla en cierta manera, sin anuncios, con más posibilidades de frikear (y aprender) y en definitiva de ganar en versatilidad y problemas. ¿Qué sería de la vida digital si todo funcionara fino y a la primera? ;-)

A ver, que yo recomiendo wordpress.com a cualquiera que quiera montar un blog; es el mejor hosting sin ninguna duda, da un montón de funcionalidad y es sencillo de usar si se le dedica tiempo. Simplemente me apetecía traerme mi blog personal a mi propia web, de una forma que me permita experimentar cosas nuevas y a la vez aligerar el proceso de publicación ya que subir artículos al nuevo blog es mucho más sencillo y cómodo para mi forma de trabajar que tal y como lo venía haciendo en wordpress.

Así que nada, con este post cierro oblongomirihi.wordpress.com y arranco jorgesanz.net/blog. Hagan el favor de actualizar sus RSS a la nueva url http://feeds.feedburner.com/jorgesanz. Espero que no os guste la nueva casa y así me hagáis recomendaciones y sugerencias, que aún está muy verde e iré haciendo cambios sobre la marcha en las próximas semanas, como aquel jardín en Shibumi en el que buscando la perfección cada vez había menos flores.

Los comentarios los dejo solo habilitados en la nueva casa para haceros venir a visitarme… ¡bienvenidos!

Comentarios desactivados

Archivado bajo meta, techie, web

Palabras IV

Han pasado tres meses desde que escribí mi anterior post de palabras bonitas en español así que hoy voy a hacer un recopilatorio de las que más me gustan de todas las que he ido guardando. Y digo guardando porque hasta la fecha llevo recopiladas unas 41 en la categoría #palabras en mi almacén de enlaces en diigo. De hecho como daño colateral a partir del RSS de la colección he añadido a este blog a la derecha una caja con la lista de entradas recientes a esa colección.

La mayoría son palabras cortas porque vienen de ser encontradas (seguramente por casualidad) de jugar a Apalabrados, un pequeño y sencillo Scrabble para Android y iPhone (y próximamente en el carabuque, qué peligro) que me está quitando muchas horas de lectura.

Bueno vamos allá:

  • Balimbing:  Árbol de la familia de las Oxalidáceas
  • Regomeyo: Malestar físico que no llega a ser verdadero dolor
  • Gurruño: Cosa arrugada o encogida
  • Balconear: Observar los acontecimientos sin participar en ellos
  • Ox: para espantar la caza y las aves domésticas
  • Farfolla:  Cosa de mucha apariencia y de poca entidad
  • Olear: Aceitar una ensalada u otro alimento
  • Ayote:  Persona tonta
  • Huipil: (en Centroamérica) Especie de blusa adornada propia de los trajes indígenas
  • Furrufalla: Hojarasca, fruslería, cosa de poca sustancia
  • Cristobita: Muñeco de guiñol
  • Dolar: Desbastar, labrar madera o piedra con la doladera o el dolobre
  • Aligui: Madero, comúnmente enterizo, que sirve para la construcción de edificios
  • Martinico: duende, espíritu fantástico

Me gustan todas pero la historia de cómo «balimbing» ha llegado al diccionario tiene que ser cuando menos curiosa porque además no se encuentra en ningún diccionario antiguo catálogado en el NTLLE. Otra curiosa es ­«ox», muy agradecida en el apalabrados y que sí se encuentra entre nosotros desde el primer diccionario de 1737.

Ox en el diccionario de autoridades de 1737

Ox en el diccionario de autoridades de 1737

¿Alguna palabra os resulta curiosa o especial? ¡Pasadla por los comentarios que para eso están!

3 comentarios

Archivado bajo español

Pequeña reseña sobre la tablet Asus Slider

Llevo ya un tiempo dándole vueltas al tema de comprarme una tablet Android. He visto unas cuantas, he probado algunas como ahora contaré y la verdad es que es un gadget que creo que podría usar bastante (en casa sobretodo, pero también de viaje). He tenido la oportunidad de probar este fin de semana durante unas horas una tablet no muy conocida llamada Asus Slider. Es una tablet de 10.1 pulgadas, con una pantalla espectacular y que tiene como característica más especial que incluye un teclado deslizante debajo de la pantalla (de ahí el nombre).

Viernes 10/2/12

Primeras pruebas

El caso es que no creo que me la quede, y a modo de reflexión por escrito voy a decir por qué en mi caso no se ajusta. Empezaré por los pros y después los contras como mandan los cánones.

Pros:

  • Pantalla: Excelente, en serio es espectacular. Leer cómics o manuales técnicos en este tablet es simplemente una gozada, los 1280×800 píxels se ven brillantes y claros.
  • Procesador: muy potente, he podido mover vídeo en MKV a 1080p sin problemas o abrir un PDF de un documento escaneado de casi 300MB. Mueve el sistema operativo con fluidez y no hay esperas o parones, fino fino.
  • Sistema Operativo Android 3.2.1 que se podrá actualizar a 4.0 según el fabricante. Mucho mejor que Android 2, no hay color. Moverse por los menús y pantallas es muy intuitivo y sencillo, ni me planteo una tablet que no sea con Honeycomb (3.2) o ya Ice Cream Sandwich (4).
  • Conexiones: MicroSD, HDMI y una entrada USB con la que he podido conectar un pendrive para pasarle documentos
  • Teclado muy cómodo de usar, con las teclas bien separadas y que hace que escribir en la tablet sea exactamente igual que hacerlo con un netbook por ejemplo. Además tiene teclas de acceso directo como el “atrás”, “inicio” o “buscar” que cuando la usas desplegada sobre la mesa hace que se maneje con mucha rapidez y soltura.
  • Batería: me ha durado un día completo dándole MUCHA caña y se carga en poco más de un par de horas
Hay que reconocer que para leer comics esta tablet es espectacular

The Walking Dead, impresionante

Contras:

  • Peso: casi un kilo, llevando teclado es normal, pero no deja de notarse al menos por mi experiencia anterior con tablets de 7/8 pulgadas como la ya vieja Galaxy Tab o el Kindle Fire
  • Tamaño: muy relacionado con lo anterior, es una tablet grande, que viene con una funda como la de cualquier netbook y realmente se puede decir que llevarla es exactamente igual que cargar con un netbook de 9 o 10 pulgadas
  • Teclado QWERTY. No he podido cambiarlo a Dvorak. De esto hablaré luego más tranquilamente.
  • Sonido: los altavoces de esta tablet no son una maravilla, no sé me esperaba algo un poco mejor aunque está claro que comparado con el altavoz que gasto a diario en casa pues es difícil que ninguna tablet pueda competir. Tampoco esto es que tenga mucha importancia la verdad.
Probando probando, esta vez la cámara y la subida a Flickr :-)

Mi pequeño Wildfire S junto a la funda

Sobre el teclado. Como algunos sabréis yo ya no uso la distribución normal de teclas de toda la vida. Este cambio que tan bien me ha venido en general para el día a día en este caso se vuelve en mi contra porque no es nada normal que se soporte en el hardware. En linux no hay problema porque ese SO es así de grande, pero en Android todavía no se nos hace mucho caso y no digamos en el caso de una tablet concreta con un teclado físico concreto. Esto me ha llevado a que escribir una entrada en mi diario personal me lleve de nuevo a los tiempos en que aprendía dvorak, no es que no pueda hacerlo de hecho hice la entrada a unas 50 palabras por minuto pero se vuelve una tortura china. Me niego a escribir en QWERTY, esto es innegociable ahora mismo.

Así que creo que me voy a esperar, después de probar esta tablet tengo claro que si me compro una no la voy a usar para escribir textos largos, por lo que no necesito un teclado físico ni tampoco una pantalla tan grande. Con 9 pulgadas tendría más que suficiente aunque es cierto que no me compraré nada que baje de 1280×800 píxels. Ya tengo un netbook de 9 pulgadas (viejecito ya) de 1024×600 y se me queda corto, muy corto. Respecto al sistema operativo ha de ser Android 3 con la seguridad de que va a poder actualizar a 4 que ya está aquí. Respecto al almacenamiento no creo que me busque nada que o bien tenga 32GB de almacenamiento interno o algo menos pero con ranura de expansión para MicroSD. Las cámaras y el GPS no son tan importantes pero el Bluetooth creo que sí que sería una conexión que usaría.

En fin, no me alargo más, esta ha sido mi experiencia con la Asus Slider, un excelente tablet que en mi caso se me queda un poco grande y con un teclado en el que ya no sé escribir, seguiremos buscando.

Comentarios desactivados

Archivado bajo dvorak, lecturas, techie

SparkleShare, un repositorio personal de documentos

Con la que está cayendo con el tema del cierre de MegaUpload y el resto de sitios de almacenamiento de ficheros, con los problemas de seguridad que ha tenido en el pasado Dropbox y en definitiva con esta histeria colectiva, supongo que estamos en uno de esos puntos de inflexión que cada cierto tiempo ocurren en Internet que nos hacen cambiar algunos hábitos y maneras de llevar a cabo ciertas tareas o prácticas. Yo usaba MegaUpload para ver películas a un precio razonable (el Premium de MegaUpload me costaba un euro a la semana más o menos) y ahora estoy de nuevo volviendo al p2p y los torrents pero de eso ya hablaré otro día.

Hoy quería comentar SparkleShare, un proyecto de software libre (primer minipunto) que está disponible para Linux, Mac, Windows y Android (segundo minipunto) que hace las veces de «cliente» en nuestros equipos de diferentes servicios de almacenamiento. Es algo así como una alternativa a Dropbox pero diferenciando entre el programa que ejecutamos en nuestro ordenador y quién nos da alojamiento. De hecho podemos usar varios servicios según las necesidades. Para almacenar la información se usan proveedores de un software de control de versiones conocido como Git. No voy a entrar en detalles técnicos porque quiero que este apunte me quede legible para el máximo de personas. Bueno dejo algún apunte más técnico para el final solo apto para techies.

El procedimiento es el siguiente. Lo primero por supuesto instalar SparkleShare en nuestro sistema. Si queremos tener un repositorio privado para código fuente, ahora mismo la opción más fácil para cualquier persona es darse de alta en Bitbucket y crear un repositorio Git privado (es gratis). Una vez creado hay que darle a Bitbucket un fichero que el propio SparkleShare nos proporciona (un .txt que se encuentra en la carpeta creada por el programa). Este fichero lleva una “firma” de nuestra máquina y permite que nuestra máquina pueda conectarse y trabajar con Bitbucket o cualquier otro repositorio. Deberemos subir tantos ficheros como máquinas diferentes usemos, no hay límite.

Una vez nuestra máquina puede trabajar con Bitbucket ya podemos dar de alta el repositorio en nuestro SparkleShare mediante un sencillo asistente que finalmente nos creará una carpeta. Cualquier cosa que metamos ahí se subirá automáticamente al cabo de unos segundos a nuestro repositorio en Bitbucket. De hecho si vamos guardando un fichero de vez en cuando, se irá subiendo cada versión a Bitbucket y llegado el caso podríamos recuperar cualquier versión subida.

Configuración de un nuevo repositorio en SparkleShare

En el día a día SparkleShare funciona más o menos como Dropbox. Tenemos un icono en el escritorio que nos lista las diferentes carpetas de repos que tenemos en local y podemos ver una ventana con el historial de acciones que ha ido realizando. En esa ventana también podemos escribir notas que se subirán como pequeños archivos a nuestro repo. Igual que trabajamos con repositorios privados podemos hacerlo con repos públicos e incluso compartirlos con más personas para trabajar conjuntamente sobre un mismo proyecto. Bitbucket limita en sus cuentas gratuitas a cinco colaboradores en repositorios privados. A partir de ahí hay que pagar.

SparkleShare en el escritorio

SparkleShare es todavía un proyecto joven. La interfaz aún tiene que mejorar sobre todo el tema del versionado, que ahora mismo no está todavía disponible. En cualquier caso creo que el proyecto promete porque en definitiva ofrece una forma de trabajar con un control de versiones asequible a cualquier usuario, cuando normalmente estas funcionalidades solo están al alcance de usuarios muy técnicos (desarrolladores) o bien a usuarios de gestores documentales en organizaciones medianas o grandes. Bitbucket es por cierto un estupendo servicio de alojamiento y plataforma de desarrollo. Por supuesto no está pensado ni uno ni otro como servicio para almacenar grandes ficheros, sino más bien para documentación, tal vez imágenes como mucho y cosas así. Yo todavía uso Dropbox pero mis pruebas con SparkleShare han sido más que satisfactorias y en cualquier momento puede que dé el cambio. Este tipo de servicios los veo perfectos para estudiantes o cualquier persona que trabaje con documentación en el día a día y no disponga de un servicio de copia de seguridad en una intranet y casos así.

Bonus para techies. SparkleShare no es más que un cliente de Git llevado a la mínima expresión. Además de poder usarlo con Bitbucket o con GitHub, es posible conectarlo con nuestro propio repositorio mediante SSH. Por lo tanto si tienes acceso a un servidor Git puedes crearte un repo para documentación por ejemplo, y usarlo mediante SparkleShare. Igualmente cualquier copia local de SparkleShare es a todos los efectos una copia local de Git por lo que podemos usar todos los comandos de git para como mínimo ver el log, revertir algo, etc. No sé cómo le sentará a SparkleShare por ejemplo que hagamos ramas, stashing y esas cosas, no lo he probado e imagino que será un follón pero como proyecto de software libre, estoy seguro de que cuenta con listas de correo o foros en los que comentar estos temas si fuera necesario. Yo de momento lo voy a usar para documentación tal y como estoy usando Dropbox, total no tengo ni 300MB ocupados porque no subo más que documentos y como mucho wallpapers :-)


Actualización: Justen anota más abajo que no es posible usar bitbucket como otra cosa que no sea un repositorio de código fuente, por lo tanto ha de tomarse como lo que es. Por supuesto sparkleshare sigue siendo una opción si uno quiere olvidarse de la gestión manual del código fuente, pero nada más. En mi caso y solo por dejarlo claro, he hecho pruebas con Bitbucket, pero no lo estoy usando en absoluto con este propósito ya que dispongo de mi propio servidor git y no necesito usar un tercero.

12 comentarios

Archivado bajo techie

Palabras III

Hace exactamente dos meses que publicaba el segundo post repasando palabras del español que son curiosas, bonitas, interesantes, sonoras, lo que sea. El caso es que ya va tocando porque aunque yo no es que contribuya demasiado, @olea sigue a buen ritmo así que para que no se pierdan ahí va la tercera tanda de palabras. Esta vez paso de poner enlaces al diccionario pero ya sabéis, es tan fácil como poner en el navegador http://rae.es/palabra y listo. ¡a disfrutar!

  • carcunda: de actitudes retrógadas
  • aventado: dicho de una persona que se le hinchan las narices
  • cancel: en la capilla de palacio, vidriera detrás de la cual se ponía de incógnito el rey
  • cazcalear: andar de una parte a otra fingiendo hacer algo útil
  • chichinabo: de poca importancia
  • chichipato: persona que hace pequeños negocios
  • chisgarabís: chiquilicuatro, zascandil
  • donosura: donaire, gracia
  • encocorar: fastidiar, molestar en exceso
  • extrañeza: desvío, desavenencia entre los que eran amigos
  • ínclito: ilustre, esclarecido, afamado
  • intemerata: para indicar que algo ha llegado a lo sumo
  • jingoísmo: patriotería exaltada que propugna la agresión contra otras naciones
  • juglaría: arte de los juglares
  • mandanga: flema, indolencia, pachorra
  • panóptico: dicho de un edificio, que toda su planta inferior se pueda ver desde un único punto
  • pirar: hacer novillos, faltar a clase
  • salicor: una planta, mejor una foto

¿Te gusta alguna palabra en especial?, ¿quieres añadir tú alguna para la próxima? A mí de esta tanda me gustan ínclito y sobre todo por su sonoridad aunque no por su significado ¡¡jingoísmo!!

2 comentarios

Archivado bajo español

Más manías: foto a las 20:36

Y siguiendo con artículos relacionados con manías o costumbres, desde este verano, en concreto desde el 13 de agosto vengo intentando hacer una foto diaria a las 20:36 y la subo a un álbum en mi cuenta de flickr. Llevo más de 100 fotos, aunque ni todos los días hago fotos, por razones de todo tipo incluyendo que no me sale de los mismos, y tampoco todas las fotos se publican, hay 5 o 6 que están subidas pero solo visibles por mí o mis contactos de flickr.

Miércoles, 14/12/11

Esta costumbre la tomé del (oh casualidad) autor de la web 750words.com. El tipo lleva más de 1300 días posteando fotos y bueno, cuando vi el resultado me pareció una buena idea para, de alguna forma, recoger una especie de diario de momentos cotidianos. Claro sus 20:36 son un poco diferentes de las mías porque en España tenemos un horario menos civilizado que en Seattle pero así y todo, me parece un ejercicio interesante. Visto hacia atrás me doy cuenta de mis hábitos, de mis filias, de las cosas que me gusta hacer y también me gusta recordar los momentos de las fotos que se salen de lo normal. Por otro lado como todas y cada una de las fotos que subo a flickr van con coordenadas, tengo una forma (incluso programable!) de saber mi localización aproximada en cada momento desde que empecé con esto. Al igual que con lo de escribir en 750words.com, no tengo ni idea de cuánto tiempo aguantaré con esta costumbre, pero creo que va a ser bastante.

Y como están apunto de dar las 20:36 voy a ir preparándome para hacerle una foto a este artículo en pleno cocinado :-D

Escribiendo de mi manía de las 20:36 a las 20:36

Comentarios desactivados

Archivado bajo vidareal