Presentando al chiquitín

Con motivo del regalito que me han hecho este año por mi inminente cumpleaños, escribo un articulito sobre el nuevo equipo en el garaje particular, el peqiueño Acer Aspire ONE. Primero contaré brevemente qué es un miniportátil y luego contaré qué me parece el que me han regalado.

Los miniportátiles

Este año es desde luego el año de los llamados netbooks. ¿Qué es un netbook o un miniportátil? Pues básicamente un ordenador portátil de más o menos un kilo de peso, con pantallas que van de las 7 a las 11 pulgadas y que se caracterizan además por sus más que discretas capacidades técnicas pero de un precio igualmente (en teoría) realmente asequible.

En equipos con características tan discretas (pongamos las de un equipo estándar de hace 4 o 5 años en cuanto a procesador y cantidad de memoria RAM y de disco) evidentemente Windows Vista no va a ser muy útil y aquí es donde los indudables avances del software libre en equipos de escritorio entran en juego.

El equipo de inició esta nueva gama de portátiles fue el Asus EEE 700. Un equipo que al cambio salía por unos 250 euros con un teclado muy pequeño y una pantalla de 7 pulgadas de 800 por 480 píxeles de resolución. A mi entender es un equipo que ya ha sido superado tanto por los nuevos modelos de Asus (todavía no disponibles en España) como por otros fabricantes que han entrado al trapo de los netbooks.

En España la cosa está complicada, apenas tenemos actualmente dos opciones o el Asus EEE 700 o el Acer Aspire One. Este último ha sido el cacharro que me han regalado por mi cumpleaños y desde el que escribo ahora mismo.

Mi miniportátil: el pequeñín

Estas son algunas notas que dejo sobre el pequeñín, a modo de resumen de mis impresiones tras unas cuantas horas de uso.

Fotografia del Aspire ONE

Fotografía del Aspire ONE

Hardware

  • Arranca en 20 segundos de reloj, se suspende, se recupera y se apaga en unos 7 o 10, va como la seda
  • El tamaño del teclado es suficiente, mejor que el del EEE 700, es fácil acostumbrarse a él, supongo que la mecanografía ayuda.
  • El touchpad no es muy bueno, lo de un botón a cada lado en lugar de bajo aunque necesario, no me gusta mucho. Como en todos los touchpads que utilizo, he deshabilitado el toque porque siempre acabo haciendo clics donde no quería. De todas formas soy más de usar atajos y el teclado cuando puedo.
  • La batería viene a durar unas 3 horas, al menos sin el wifi que es como más lo he gastado de momento.
  • Se calienta bastante en el lado izquierdo, así que ya me he acostumbrado a apoyarlo en la pierna izquierda, por el futuro de mi prole :P.
  • De momento con los 512MB de RAM que lleva no he notado que pagine NUNCA aunque supongo que si me pongo a surfear por la web escuchando música y escribiendo algo empezaré a notarlo algo.
  • La pantalla es una pasada. 1024×600 es una resolución más que buena para una pantalla de casi 9 pulgadas. Es brillante y leer ebooks es muy cómodo (más que en un portátil normal o en la nokia 770, por ejemplo).
  • Ya podían los de Acer dar una funda un poquito más buena, me tendré que comprar una.
  • El cable que conecta el cargador a la corriente es muy grueso y ocupa un huevo, a ver si hay por ahí algo que se cambiar.
  • Tiene DOS ranuras SD con lo que se puede usar una fija para ampliar los 8GB de disco cuando haga falta (libres finalmente casi 4 entre lo que ocupa el sistema operativo y el fichero de swap (1.3GB de swap es demasiado, con la mitad iba que ardía).
  • El resto de características: wifi, webcam, auriculares, etc no les noto nada especial.

El software

A priori, antes de tenerlo en mis manos hubiera pensado que tardaría poco en pegarle una patada al linux que llevaran para meterle una Ubuntu pero me parece que de momento no va a ser así.

Al contrario de lo que dicen algunos chanclillas que hay por ahí, la distribución que lleva el Aspire One es más que suficiente para creo que casi cualquiera. Es sutil, pero el trabajo que han hecho los de Acer en general creo que es bastante bueno (tal vez si no hubieran puesto los juegos, la historia del desarrollo de software tampoco es que se hubiera trastocado).

Pantalla de inicio por defecto

Pantalla de inicio por defecto

Me explico, si uno quiere vender este tipo de cacharros a algo más que los frikis recalcitrantes (como el que escribe) debe currarse un sistema operativo a prueba de balas (por qué le daremos tanta caña a la usabilidad y estabilidad de linux cuando el windows casca igual o más…). El caso es que creo que con este equipo, conforme uno lo desembala y lo enciende no deja lugar a dudas: tienes unos botones bien gordos para arrancar las cosas que uno normalmente usaría como el navegador, correo, juegos, open office, reproductor multimedia y demás software del día a día de casi todo el mundo.

Y aquí entra el saber hacer de un linuxero más o menos rodao. Un newbie diría Oh dios mío, no veo el menú aplicaciones, Ubuntu dónde estás!?!?! pero un tipo con pelitos empezaría por pensar mmm funcionará el control+alt+f1 para abrir una consola, y no va, mierda estos de Acer han hecho algo más que poner unos botones en el escritorio. Pero… ¿y si probamos la clásica combinación para arrancar programas Alt+F2? BANG! ahí tienes tu ventanita y ya puedes probar con xterm o terminal.

Y se habre la caja de Pandora. Nada que uno no pueda descubrir interneteando pero es que cuando me lo regalaron no tenía conexión a mano así que hubo que aguzar el ingenio. Resulta que el feo Linpus es en realidad una versión adaptada al Aspire de Fedora, y la gente de Acer no han sido tan malajes como para capar el sistema.

Así, basta con tocar algunos ficheros y ejecutar algunos programas de configuración (xfce-setting-show es la puerta a la configuración del escritorio) y en un par de días tenía fuera de mi vista esos horrorosos botones y el applet de búsqueda y en cambio tenía… nada, bueno o casi.

El entorno de ventanas que hay bajo el pequeñín es XFCE un austero gestor de ventanas que casi no consume recursos pero que te deja hacer las cosas que un friki necesita: escritorios virtuales, atajos para arrancar programas, etc.

Escritorio del pequeñin

Además la distribución dispone de un repositorio de paquetes (puede que un poco más viejos que los oficiales de Fedora, eso es cierto) por lo que uno puede (con cuidado) desinstalar cosas que no use y traerse al pequeñín otras joyas (el Adobe Reader se irá pronto a tomar viento, ¡Evince ven a mí!).

Concluyendo

Bueno, pues nada ya tenemos un equipo nuevo en casa y creo que lo voy a gastar bastante porque aunque algunos pueden creer que estos equipos son para navegar y poco más, no es en absoluto cierto. No voy a hacer mucho GIS con él pero seguro que algo se me ocurre.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo aspire one

3 Respuestas a “Presentando al chiquitín

  1. MAAAAAMMOOOOOOÓN!!!!

    Te lo has pillado ANTES que yo…

    La verdad es que estuve trasteando un “posco” el martes pasado con uno y estuve A PUNTO de vencer mi habitual ACER-MANÍA persecutoria y comprarlo…

    Bueno, ya te pincharé para que me sangres un poco al respecto 🙂

    Au!

  2. Seguro que gvSIG Mobile va fino sin ECW 😀

    Disfrútalo y ya me irás contando como va.

    Un abrazo

  3. Pingback: Ubuntu Netbook Remix 9.04 « El bloc de Oblongo Mirihi