Últimas lecturas

Retomo el blog después de varios meses (a ver si aún queda alguien que lea esto), la verdad es que cuanto más tiempo pasaba más difícil se me hacía volver pero al final me he arrancado gracias a un poco de paz y un día un poco lluvioso de verano que no anima a bajar a la piscina (Aida y yo estamos en la Playa de la Puebla de Farnals pasando unos días con sus abuelos).

El último libro que anoté en mi página de Lecturas fue Watchmen, de eso hace ya…. ¡4 meses! De todas formas la segunda mitad de la primavera y el principio del verano no han sido especialmente productivos en cuanto a la lectura se refiere. Anotaré aquí de forma rápida los libros que he tocado, tanto los que he terminado como los que no.

De globalización, software libre y conocimiento compartido

Advierto que no he terminado ninguno, aunque el tercero prácticamente lo he terminado (es el más corto y ameno de leer de los tres).

  • La tierra es plana es un libro sobre la globalización, de como las empresas utilizan las nuevas tecnologías para maximizar su negocio en un mundo donde en un hospital de Israel (por poner un ejemplo) hacen una radiografía, la envían por Internet a médicos de India que las analizan estando listas para los médicos israelíes a la noche siguiente. O como amas de casa de un pueblo perdido en no se sabe dónde, atienden por teléfono un restaurante de comida para llevar  de una famosa cadena de comida rápida. Es un libro extenso, y como llevo más o menos un tercio tengo una visión parcial, así que no puedo decir mucho más ahora, aunque si algún día lo termino y vale la pena, contaré algo más por aquí.
  • Wikinomics trata sobre las nuevas posibilidades que Internet ofrece para la realización de trabajos de forma colaborativa (o como dicen en inglés, crowdsourcing). El ejemplo más conocido son las aplicaciones wiki que permiten editar documentos de forma colaborativa pero en el libro se tratan formas mucho más interesantes a la que yo añadiría claramente el esfuerzo colaborativo para crear la base de datos geográfica más imponente del mundo, el proyecto OpenStreetMap. Este libro es el menos avanzado que tengo, y eso que es prestado, pero mi pilló en una época de bastante trabajo y no le he dedicado el tiempo que se merece, las vacaciones tampoco ayudan porque me llevan más hacia la novela.
  • El Caldero Mágico de Eric Raymond es un pequeño texto que habla sobre software libre desde una perspectiva completamente empresarial y desprovista de cualquier aspecto ético o filosófico. Para él estos aspectos no son necesarios porque en su visión puramente práctica, el autor utiliza argumentos económicos para defender el movimiento del software libre (él diría más bien Open Source). Es un texto corto pero imprescindible para cualquiera que quiera entender mínimamente las implicaciones económicas de la liberación de software.
  • La ética del hacker y el espírito de la era de la información es un breve ensayo muy interesante y del que llevaba oyendo hablar desde hace años pero nunca me había animado a leer (algo parecido al texto anterior). De una forma sencilla y clara, el autor expone lo que él cree es un contrapunto a la ética protestante expuesta por Max Weber (no confundir con el piloto de fórmula uno :P). Es una interesante reflexión sobre el valor que la sociedad da al concepto de trabajo (entendido como vida laboral) y como la cultura hacker revoluciona la relación de la persona con el trabajo que realiza, no sólo en el ámbito puramente tecnológico, ya que para el autor el concepto de hacker vendría a ser algo así como una persona apasionada con su trabajo, que no lo ve como un medio para vivir sino como una forma de vida o como decía mi padre: “el que no se divierte trabajando, trabaja para divertirse” (a este respecto he escrito otro post).

La confusión

Hace ya un par de años leí Criptonomicón y más tarde el primer volumen de su continuación, el llamado Ciclo Barroco (aunque en realidad sería mejor decir precuela porque la acción se traslada del siglo XX al XVII).

Bien, al final hice ganas y me compré el segundo volumen, La Confusión, dividido en dos partes para poder venderlo en edición de bolsillo. Casi he terminado el libro y aunque bastante irregular, en general sigue siendo igual de divertido que los anteriores libros. Digo irregular porque la última parte que estoy leyendo, haciendo honor a su nombre, resulta bastante confusa y liada. En fin, esperemos que todo se aclare al final y siga con ganas para la tercera parte del ciclo, dividida en otros tres libros más: El Sistema del Mundo.

El nombre del viento

Este es el libro que más he disfrutado en los últimos meses con diferencia, será porque en realidad la lectura que más me gusta es siempre la fantástica y una buena historia con magia y personajes raros acaba siéndome más atractiva que una historia de ciencia ficción o una ucronía.

Esta es la primera novela de su autor, y como suele ocurrir en este género, sólo es la primera de lo que seguramente acabará siendo una saga. El nombre del viento es la historia de un héroe, contada en primera persona a un escribano (El Cronista) en la que relata sus primeros años, cómo pierde a sus padres, malvive en una ciudad y acaba estudiando en una Universidad. Es algo así a un Harry Potter medieval, mucho más duro (no es una novela para niños) que tiene que sobrevivir a base de ingenio. Parece que a finales de mes sale la continuación en inglés: A Wise Man’s Fear… me da que no voy a esperar a la edición en español.

Y lo que entra…

Aunque tengo que terminar La confusión, tengo ya dos libros tanteados, por un lado el primero de la serie de novelas vampíricas que han originado la increíble serie True Blood: Muerto hasta el amanecer y por otro el primero de una larga saga de novelas fantásticas Juego de Tronos de Canción de Hielo y Fuego.

Me da que los vampiros los vamos a dejar para la tele y voy a seguir leyendo historias de fantasía, aprovechando lo que me queda de vacaciones estivales.

Anuncios

Comentarios desactivados en Últimas lecturas

Archivado bajo lecturas

Los comentarios están cerrados.