¡¡Orgullo friki!!

Hoy es el día del orgullo friki, así que aparco la pereza y algún post en borrador que ya saldrá otro día, para reafirmarme en mi definición de “friki” en su variante más concreta de “geofriki“. Sí, me gusta usar GNU/Linux, me gusta usar la consola negra hasta para cambiar de canción del reproductor o leer el twitter, me gusta lo complicado porque es más interesante y siempre aprendo algo por el camino (la última, usar AWK para trastear con la salida de una aplicación).

Mi vertiente geofriki se puede decir que viene de la inquietud por cualquier cosa relacionada con la cartografía, la geodesia, los sistemas de posicionamiento global, la visualización de información geográfica, las diferentes tecnologías para trabajar con datos geográficos y tal vez por esa coletilla de «¡frikis!» (en un sentido a veces cariñoso y en otras ocasiones completamente negativo y malintencionado) que nos dan a los que abogamos por el conocimiento y el software libre de forma activa.

Por suerte en la oficina no estoy solo, somos un buen montón de frikis que tenemos la suerte de trabajar con tecnología y aunque a veces el curro no sea tan divertido o apasionante como nos gustaría, aún así hay espacio para oír al trololó, al perro beatbox o incluso ¡al perro beatbox cantando el trololó!

Pues ale, para celebrar el día del orgullo friki aquí os dejo la entradilla de una serie mítica de mis años pre-frikis 🙂

Anuncios

Comentarios desactivados en ¡¡Orgullo friki!!

Archivado bajo techie

Los comentarios están cerrados.