Archivo de la categoría: escritura

200 días en 750words.com

Pego aquí mi sesión número 200 en 750words.com que escribí ayer. Sólo he corregido las faltas de ortografía, que escribiendo sin mirar son muchas. La escritura así me queda bastante errática, repetitiva, obvia, etc. pero es lo que tiene no borrar una coma ni pensar demasiado en el estilo mientras uno escribe. Lo primero son etiquetas que uso para registrar día a día dos parámetros, las horas de sueño y el ejercicio que hice el día anterior. Por cierto ya pasé el doble flock, que son 200 mil palabras escritas, aunque me da que cuando hago copy&paste por escribir desconectado no me las contabiliza. En fin ahora a por el Pegaso.

DREAM: 6.5
EJERCICIO: No hice nada ayer

200 días, hoy hago 200 días seguidos escribiendo en 750words.com. Bastante más de medio año. Aquí estoy escribiendo estas palabras para digamos celebrar, sí para celebrar que he sido constante con una ¿tarea?, no lo llamaría así pero bueno la vamos a llamar tarea o costumbre, que por otro lado no es un incordio y que no es un esfuerzo digamos incómodo la mayor parte del tiempo. Es cierto que en 200 días he escrito de muchas formas posibles, incluyendo hacer trampa con las zonas horarias porque llegaba tarde a escribir por una hora o dos, incluyendo meter paja porque ese día no tenía las ganas o simplemente las situación para poder escribir a gusto durante total, 15 minutos. No me sabe mal, son un porcentaje muy pequeño de los días y sobre todo han sido últimamente. Es curioso que he sido más constante cuando he estado de viaje (y me ha costado mucho más escribir o encontrar la ocasión conexión) que en casa donde la salida de la rutina diaria me ha llevado a retrasar la escritura a límites de pereza bastante inaceptables. Es normal, cuando uno tiene ya una rutina marcada bien clara, las cosas se hacen más ordenadamente, con menos sobresaltos o incomodidades porque, bueno yo soy así, necesito cada cosa en su sitio la mayor parte del tiempo. Y levantarme por la mañana, bien temprano, desayunar y sentarme a escribir es ya realmente una costumbre bien asentada. luego ya puedo ir a nadar o bien irme a trabajar directamente pero escribir y nadar son la mejor combinación que de momento he encontrado para arrancar el día con ganas. Eso y comerme una manzana al bajar del bus de camino al curro. Son pequeñas cosas pero no sé, me gustan y me sientan bien.

Pienso en los temas de los que escribía al principio de esta actividad y los que escribo ahora. Algunos son recurrentes como comer mejor o hacer más ejercicio, otros se han ido quedando atrás. Antes escribía mucho sobre Aída, ahora ya cada vez menos, y con el divorcio ya prácticamente resuelto supongo que menos aún. No es que me disguste escribir sobre eso, pero me gusta más escribir sobre el futuro que sobre el pasado. Es una de las cosas buenas de escribir por la mañana frente a escribir por la noche. Uno está más enfocado en lo que va a hacer y no en lo que ha hecho y eso me parece bien. Esta actividad me ha ayudado mucho a tomar decisiones, grandes (pocas) y pequeñas (muchas) que creo que no habría tomado tan fácilmente o tan deprisa de haberlo hecho de otra forma, con más cosas en la cabeza en ese momento. Escribir de este modo por las mañanas, como hoy, me ayuda a concentrarme en una cosa cada vez, supongo que por forzarte a escribir las lo cual hace que uno tenga que ir más despacio y de una forma más lineal, que se pueda representar con palabras. Supongo que de no escribirlas uno empezaría a mezclar, a ir adelante y atrás, bueno no sé, igual es simplemente una paja mental, qué más da.

Otra cosa importante es escribir con música neutra o con sonidos de la naturaleza. Por alguna razón soy más , no sé, estoy más concentrado cuando tengo sonidos mientras trabajo o hago algo. siempre llevo música en el bolsillo porque hasta para bajar al supermercado me gusta hacerlo con música. Me acuesto con música (de sonidos de la naturaleza) y me levanto y me pongo la radio o la música. Está siempre presente en mis actividades y en esta también. La única actividad en la que no tengo música es nadando y hasta ahí he pensado alguna vez de comprarme una radio .

En fin que hoy es un día un poco especial porque digamos subo de nivel, mi siguiente meta es cumplir el año escribiendo, para ya el verano que viene, y por otro lado, seguir escribiendo de tanto en tanto en esta terraza frente al mar, con el sol de la mañana calentando los huesos. Ayer lo pensaba, le puse a este blog en el que postearé estas palabras el nombre de una pequeña isla (muy turística de todas formas) de las Maldivas pero tal vez la Vila esa mi Mirihi particular, no creo que el colega que me deja venir a verle sepa el bien que me hace venir aquí , aunque tampoco tal vez, yo sepa cuánto bien le hace que venga yo para poder charlar de nuestras movidas. No sólo es necesario la escritura, también la conversación tranquila y sin censuras, sin miedo al rechazo o la vergüenza porque con los colegas de verdad no hay nada que ocultar.

Bueno que me enrollo y ya estoy en las 800 palabras. Mañana volveré a escribir desde casa como siempre y afrontaremos el final de año, ya se me ha ocurrido un buen propósito para el año que viene, pero lo tengo que madurar aquí un poco 🙂

Cierro

Captura de pantalla

Logros y estadísticas de la entrada 200

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo escritura

The Flock

Esta mañana, como los últimos 104, he realizado mi sesión de escritura privada. Esto ya lo conté hace dos meses, por aquel entonces llevaba 45 días seguido escribiendo y estaba bastante emocionado con la actividad como se podrá presumir del post que escribí.

Bien, el caso es que al terminar mi sesión de esta mañana he visto la imagen que os dejo a continuación.

Sigue leyendo

4 comentarios

Archivado bajo escritura

750words.com

Bueno vamos a por el día 44, creo que ya puedo ir pensando en postear algo sobre esto. El asunto de contar que dedico todos los días 25 minutos poco más o menos a escribir una especie de diario privado con el objetivo de simplemente escribir, de vaciar lo que pienso sobre unas letras en la pantalla tampoco es para tanto.

El estilo de escritura evidentemente es caótico, apenas corrijo alguna falta de ortografía si me doy cuenta a tiempo y por supuesto no vuelvo atrás a borrar nada.

¿Que por qué empecé con esta práctica? Pues no sé, lo vi en life hacker creo y la idea me pareció original. También el reto de una práctica diaria, de hacer algo de forma constante durante un tiempo considerable me llama la atención, tal vez desde que empecé con esto de dvorak lo de ponerme retos me está gustando, lo de marcarme un pequeño objetivo, por sencillo que sea me sirve para concentrarme en algo. Porque de los 44 días que llevo escribiendo la gran mayoría han sido escribiendo a eso de las 6 y media de la mañana, después de ducharme y antes de desayunar para salir al trabajo. Claro que en fin de semana escribo más tarde, y algún día he escrito por la tarde/noche pero no me gusta, lo que me gusta es sentarme cuando casi no ha amanecido, ponerme una web en la que tengo configurado un sonido constante de ambiente (pajaritos, olas y tal) y dejarme llevar por las ideas, repasar lo que tengo que hacer en el día, escribir sobre lo que sentí ayer sobre alguna cosa que me pasó, pensar en qué voy a hacer en las próximas vacaciones, reflexionar sobre la situación de los que me rodean y la mía y en definitiva dejar por escrito para nadie lo que se me ocurre.

Durante bastantes días escribía en qwerty, llegué a una velocidad tal que terminaba mis 750 palabras en menos de 15 minutos, a unas 60 palabras por minuto realmente. Luego decidí dar el salto a dvorak que ya venía practicando desde hace un tiempo y aunque al principio fue duro porque al no tener interiorizado el teclado escribir sobre cualquier cosa mínimamente compleja me costaba porque tenía que concentrarme en el “qué” y el “cómo”, la cosa ha cambiado bastante. Ahora aunque todavía no llego a esas 60 palabras por minuto (aunque estoy seguro de que las alcanzaré) sí que puedo escribir sin pensar en el cómo, puedo escribir concentrado en el “qué” y a unas más que respetables 40 palabras por minuto vengo a hacer mis 750 palabras en unos 20 minutos.

De momento no he fallado ni un solo día, lo más complicado fue cuando estuve de viaje a Nottingham, que tuve que escribir las palabras estas en un fichero de texto por la mañana en el hotel y después en el congreso en algún hueco entraba en la web y las pasteaba en la pantalla. La web se da cuenta y no te fastidia las estadísticas ni nada, parece que descarta ese día para las estadísticas de tiempos y demás.

Claro es que no he contado exactamente qué es 750words.com Se trata de un diario cuyo lema es “Privado, sin filtrar, espontáneo, diario”. Y es que esa es la idea. Te das de alta y la web te presenta de una forma muy minimalista una pantalla en la que escribir sin ningún tipo de distracción, te va diciendo el número de palabras que llevas y cuando llegas a 750 te avisa escuetamente con una ventanita verde. Por supuesto puedes escribir menos, y puedes escribir mucho más, no hay límites. Si escribes tus 750 palabras te marca una X en el día del mes, si marcas menos una /, como en los bolos vaya. Conforme vas escribiendo vas ganando puntos (igual que a los bolos, el autor de la web fijo que juega) y consigues “logros” por ser rápido, por escribir tu sesión sin distraerte, por escribir por la mañana o por la noche, y sobre todo por llevar más de un cierto número de días seguidos escribiendo. Yo ahora estoy en “Albatros”, si consigo llegar a los 100 días conseguiré el logro de “Pterodáctilo” y así sucesivamente.

Evidentemente esto de los logros, las casillas, y algunas cosas más como recibir un correo diario avisando de que tienes que escribir tienen un único objetivo: reforzarte para que escribas, para que te pases por esta web (sin anuncios, pero donde un 7% de sus usuarios hacen donaciones para mantenerla) y en definitiva sigas con esta interesante práctica diaria de reflexión o de simple vaciado mental.

Hoy he dedicado estas palabras a explicar esto con la idea de colgarlo en el blog. Me ha quedado casi al revés de como debería haberlo explicado pero es lo que tiene decidir sobre la marcha las cosas, Así que si has llegado hasta aquí habrás visto un texto de la longitud típica de una de mis sesiones, unas 850 palabras realmente, llevo haciendo esto 44 días y me gusta, ¿hasta dónde llegaré? ni idea, solo sé que ahora me apetece, que tal vez llegue al pterodáctilo.

Uy casi son las siete de la mañana, toca desayunar y empezar el día, vamos allá.

Cierro.


[…]

Bueno es la tarde/noche, he pegado el texto de arriba de 750words.com corrigiendo alguna faltita. Por cierto era mi día 45, no 44. Os dejo un par de pantallazos de la interfaz de escritura (se puede personalizar un poco) y de la primera parte de las estadísticas que hace la web de una entrada diaria. En realidad saca muchas más estadísticas, pero sólo son útiles si escribes en inglés, que salvo los días que estuve en Nottingham (por aquello de la inmersión lingüística y tal) pues no es el caso.

Pantalla donde escribir las 750 palabras

Estadísticas de la sesión de ayer

1 comentario

Archivado bajo escritura